Procedimientos Intervencionistas

Son procesos de diagnósticos o terapéuticos mínimamente invasivos (pequeñas incisiones en la piel), en los que el radiólogo intervencionista utiliza imágenes diagnósticas para dirigir pequeños dispositivos a través de los vasos sanguíneos u otras vías.

¿Para qué sirven?

Estos procedimientos pueden reemplazar algunas intervenciones de cirugía abierta para hacer diagnósticos clínicos, tratar ciertas enfermedades, corregir accidentes vasculares y cerebrovasculares o implantar dispositivos subcutáneos.

¿Cómo se realizan?

La forma en que se realizan depende del tipo de intervención. Generalmente se hace una pequeña incisión en la piel en una sala especial con anestesia local o general.

¿Cuáles son los riesgos?

Los riesgos son mucho menores que en un procedimiento quirúrgico, sin embargo, al ser una intervención invasiva existe la posibilidad de que se genere dolor leve o un pequeño moretón.

Pocas veces podría presentarse algún accidente al interior de los vasos sanguíneos con los dispositivos que se implantan; sin embargo el radiólogo intervencionista está capacitado para dar atención adecuada a estas situaciones.

La preparación para los procedimientos intervencionistas requiere ayuno previo. 

© Derechos Reservados

Radiología para la Vida es un programa de: 

Asociación Colombiana de Radiología

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube

Síguenos