Logo.png

Una campaña de:

Logo-ACR.png
 

Un gigante en riesgo

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo humano. Se encarga de extraer los nutrientes de los alimentos, almacenar energía para el funcionamiento del organismo, procesar fármacos, eliminar sustancias tóxicas, regular la coagulación sanguínea, crear resistencia a infecciones y ejecutar muchas otras tareas que lo convierten en uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo.

 

El cuidado y la vigilancia ante cualquier enfermedad que pueda aparecer en el hígado son asuntos cruciales para nuestra calidad de vida, más aún al ser el cáncer hepático uno de los cánceres con mayor incidencia y el segundo (después del cáncer de pulmón), que presenta mayor tasa de mortalidad en el mundo.

 

Quiere tu Hígado es una iniciativa que te invita, además de estar atento ante cualquier síntoma relacionado con el cáncer hepático, a velar por el bienestar de un órgano del que poco se habla pero de suma importancia para nuestra salud.  

01.png

¿Qué es el hepatocarcinoma?

En el hígado pueden presentarse diversos tipos de tumores. Entre ellos, el tipo de tumor primario más frecuente es el hepatocarcinoma o carcinoma hepatocelular. Se llama así por originarse en los hepatocitos, un tipo de células del hígado que, entre otras funciones, se encargan de la formación y excreción de bilis.

Sesiones Academicas Ciclo 7.jpg

Lo que no sabías del cáncer de hígado

02B.png

Más de 800,000 personas son diagnosticadas con este cáncer cada año en el mundo. El cáncer de hígado es una de las principales causas de muerte por cáncer a nivel mundial, representando más de 700,000 muertes cada año.

El cáncer de hígado fue el cuarto tipo de cáncer más frecuente en hombres durante el año 2020 en el mundo.

03B.png
04B.png

Después del cáncer de pulmón, es el tipo de cáncer que representa mayor tasa de mortalidad. En el año 2020 el 91.6% de las personas diagnosticadas fallecieron por esta causa.

En Colombia murieron 2220 personas a causa del cáncer de hígado durante el año 2020.

05B.png
06B.png

En el año 2020 más de 900.000 personas fueron diagnosticadas con cáncer hepático, de las cuales más de 800.000 murieron por esta causa.

*Datos disponibles en informe de GLOBOCAN 2020

 
 

Personas de riesgo

¿Quién debe estar atento?

Cualquier persona puede desarrollar cáncer de hígado. Todos debemos estar atentos ante la aparición de síntomas y contar con hábitos para prevenirlo. Sin embargo, hay personas que tienen mayor riesgo de desarrollarlo.

07.png

Personas con cirrosis

La cirrosis hepática o cirrosis del hígado es una enfermedad en la que las células del hígado se han dañado y reemplazado por tejido cicatrizado. Las personas con cirrosis tienen un mayor riesgo de desarrollar hepatocarcinoma (el cáncer primario de hígado más común); de hecho, un alto porcentaje de personas diagnosticadas con hepatocarcinoma tienen evidencia de cirrosis.

Factores de riesgo

¿Cuáles son los síntomas para estar alerta?

En las primeras etapas de la enfermedad es poco frecuente presentar síntomas. De hecho, la mayoría de los cánceres en sus etapas iniciales no se manifiestan de una manera evidente en el cuerpo, y por esto se hace necesario realizar exámenes de revisión o tamizaje para su detección.

 

Si presentas algunos de las siguientes afecciones no significa que tengas hepatocarcinoma, pero debes acudir a tu médico inmediatamente ya que son síntomas relacionados con este tipo de cáncer: pérdida de peso, pérdida del apetito, sensación de llenura tras comer poco, náuseas o vómitos, agrandamiento del hígado (llenura debajo de las costillas del lado derecho), agrandamiento del bazo (llenura debajo de las costillas del lado izquierdo), dolor en el abdomen (vientre) o cerca del omóplato derecho, hinchazón o acumulación de líquido en el abdomen, picazón en el cuerpo y coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia).

Un factor de riesgo común para desarrollar hepatocarcinoma es la infección crónica con el virus de la hepatitis B o el virus de la hepatitis C. Estos virus son transmitidos generalmente por compartir agujas contaminadas, transfusiones, durante el nacimiento o por tener relaciones sexuales sin protección; estas infecciones generan daños en el hígado que pueden predisponerte a desarrollar cáncer hepático u otras enfermedades.

08.png
09.png

La presencia de síndrome metabólico (obesidad - hígado graso) genera un alto riesgo de desarrollar hepatocarcinoma y otros tipos de cáncer.  

El consumo excesivo de alcohol ocasiona daños en el hígado que pueden desencadenar en cáncer u otras enfermedades crónicas. 

10.png
11.png

Pacientes con alteraciones genéticas como hemocromatosis (enfermedad que genera acumulación de hierro en el cuerpo) son más propensos a desarrollar hepatocarcinoma.

Personas que han presentado previamente hepatocarcinoma pueden volver a desarrollarlo. 

12.png

Importancia del diagnóstico temprano

Los cánceres detectados en estadios tempranos (etapas iniciales) suelen ser más pequeños, lo que incrementa las posibilidades de éxito en el manejo curativo con tratamientos menos agresivos. 

 

Por otro lado, cuando el cáncer se diagnostica se aumentan las probabilidades de supervivencia para el paciente.

13.png
 

Exámenes para diagnosticar el hepatocarcinoma

Existen diversos procedimientos que permiten evaluar el hígado y establecer si existe cáncer o alguna otra enfermedad hepática. Estos son indicados por el equipo médico de acuerdo al perfil de cada persona.

14.png

Ultrasonido

16.png
15.png

Resonancia Magnética

La resonancia magnética (RM) es un procedimiento que emplea fuertes campos magnéticos para producir imágenes del interior del cuerpo sin utilizar radiación ionizante. Cuando se realiza utilizando medio de contraste endovenoso, brinda una alta sensibilidad para detectar el cáncer de hígado y otras enfermedades.

 

La resonancia magnética permite identificar si un tumor en el hígado es benigno o maligno, brinda características específicas para determinar si existe hepatocarcinoma sin la necesidad de biopsia y da información sobre su posible propagación por fuera del hígado.

Tomografía Computarizada (TAC)

La tomografía axial computarizada o TAC, es un procedimiento diagnóstico que utiliza un equipo especial de rayos X para crear imágenes radiográficas de la zona estudiada y/o imágenes tridimensionales de los órganos y la estructura corporal.

 

Un TAC trifásico de abdomen (llamado así porque proporciona imágenes en tres fases: simple, arterial y venosa), permite identificar diversos tipos de tumores en el hígado, específicamente el hepatocarcinoma por su comportamiento con el medio de contraste. Este brinda información sobre el tamaño, forma y localización del tumor. Además, proporciona imágenes de las zonas adyacentes al hígado para determinar si se presentan otras anomalías.

El ultrasonido, también llamado ecografía, es un examen diagnóstico que utiliza ondas sonoras para generar imágenes de los órganos y tejidos. Es un procedimiento seguro y cómodo que permite identificar lesiones o tumores en el hígado.

 

Generalmente la ecografía es el primer examen que se indica para estudiar el hígado. Tiene la ventaja de ser un procedimiento de fácil acceso y bajo costo en las instituciones de salud.

 
 

Un órgano muy trabajador

El hígado es uno de los órganos más importantes. Desempeña más funciones de las que imaginamos y ejecuta tareas que son esenciales para nuestro bienestar y para que todo nuestro cuerpo esté saludable. Queremos contarte algunas de las funciones que realiza el hígado:

Almacena energía en forma de glucógeno para que el cuerpo la utilice en sus funciones vitales.

17.png

Produce bilis para contribuir a la digestión y ayuda a las enzimas del cuerpo a descomponer las grasas.

18.png

Procesa la sangre proveniente del estómago y los intestinos, separa sus componentes, los equilibra y crea los nutrientes para que el cuerpo los utilice.

19.png
20.png

Filtra y elimina toxinas provenientes de lo que consumimos (alimentos, alcohol, medicamentos, etc.)

Participa en la digestión de las grasas y de las vitaminas liposolubles (A,D,E y K) provenientes de los alimentos, debido a que se encarga de la producción de la bilis.

21.png
22.png

Almacena vitaminas A, B12, D, E y K, que se absorben a través de los alimentos y las distribuye por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo.

Produce colesterol a partir de alimentos ricos en grasas, que luego es transportado en la sangre. El colesterol es necesario para el funcionamiento normal del organismo, participando en la producción de vitamina D y de hormonas como la testosterona y el estrógeno

23.png

Quiere tu hígado

Poco se habla de cuidar nuestro hígado con hábitos saludables. Generalmente escuchamos sobre los cuidados del corazón, de la piel, de los pulmones, pero cuando se trata del hígado hay muchos interrogantes sobre cómo debemos cuidarlo para que nuestro cuerpo esté en equilibrio y saludable. Conoce a continuación algunos hábitos para cuidar tu hígado:

Evita tomar medicamentos innecesarios. Los medicamentos generan que el hígado trabaje más de lo normal debido a que este órgano es el encargado de procesar los fármacos para que el organismo pueda utilizarlos y eliminarlos.

24B.png
25B.png

No consumas alcohol en exceso. El 90% del alcohol que absorbe el organismo se metaboliza en el hígado. La ingesta alta de alcohol puede activar sustancias inflamatorias que dañan las células del hígado, degenerándolas y produciendo su destrucción.

No mezcles alcohol con drogas o medicamentos.

26B.png
27B.png

No combines medicamentos sin la asesoría de un médico. La ingesta conjunta de ciertos fármacos puede generar daños en el hígado.

Asegúrate de estar vacunado contra la hepatitis B, así evitarás desarrollar esta enfermedad viral que afecta directamente el hígado. 

28B.png
29B.png

Si no tienes una pareja estable, no tengas relaciones sexuales sin protección. El uso de preservativo disminuye el riesgo de adquirir los virus de la hepatitis B o C.

Evita realizar remedios caseros que prometan mejorar condiciones como el hígado graso y solucionar otros problemas hepáticos. Para tratar estas condiciones consulta siempre a tu médico pues algunos de estos remedios pueden agravar o generar serios daños en el hígado.

30B.png
31B.png

Ten cuidado cuando utilices limpiadores, pinturas, o cualquier químico en aerosol. El hígado trabaja en la desintoxicación de lo que respiras, por lo que cuando haya aromas fuertes asegúrate que el lugar esté bien ventilado o utiliza una máscara o tapabocas.

 

Otras medidas preventivas

Con frecuencia los signos del hepatocarcinoma no aparecen sino hasta que la enfermedad se encuentra en etapas avanzadas; sin embargo debes estar alerta ante la aparición de síntomas como: pérdida de peso, pérdida del apetito, sensación de llenura tras comer poco, náuseas, vómitos, dolor en el abdomen o cerca del omóplato derecho, picazón y coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia).

32B.png

Realiza actividad física

Estudios demuestran que las personas activas físicamente tienen menos probabilidades de desarrollar diversos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

33B.png

Lleva una dieta saludable

Una alimentación rica en frutas, verduras y fibra disminuye las probabilidades de desarrollar diversos tipos de cáncer y otras enfermedades.

34B.png

Visita el médico regularmente

Agenda revisiones de rutina incluso si no estás enfermo y no presentas ningún problema de salud. Esto permitirá detectar enfermedades antes de que se encuentren en un estado avanzado.

 

Profesionales que trabajan por tu diagnóstico

En el proceso de diagnóstico y tratamiento del cáncer de hígado trabaja un grupo interdisciplinario de médicos especialistas y otros profesionales de la salud. Aquí te presentamos aquellos relacionados con la especialidad de la radiología y las imágenes diagnósticas.

36B.png

Médico radiólogo

Es un médico que ha realizado una especialización médico-quirúrgica en radiología e imágenes diagnósticas con una duración de cuatro años. Su labor es analizar e interpretar los estudios de imagen realizados para identificar si se presentan anomalías que estén relacionadas con el hepatocarcinoma u otras enfermedades.

Médico radiólogo intervencionista

Es un médico radiólogo con un entrenamiento avanzado en intervencionismo. Este especialista realiza procedimientos mínimamente invasivos, diagnósticos y terapéuticos, utilizando dispositivos que inserta en el cuerpo a través de pequeños orificios y guiado por diversos procedimientos de imágenes como ecografía o tomografía. El médico radiólogo es el encargado de hacer procedimientos como las biopsias o las embolizaciones en el hígado.

37.png
35B.png

Tecnólogo en imágenes diagnósticas

Es un tecnólogo que cumple un rol fundamental en la óptima realización de resonancias y tomografías para evaluar el hígado. Su labor es asegurar la correcta posición del paciente durante el estudio y cuidar la calidad de las imágenes.

 

Testimonios

Algunos pacientes que fueron diagnosticados con cáncer de hígado nos contarán su historia y compartirán por qué es importante actuar a tiempo.

A los profesionales de la salud

Próximamente podrás acceder a contenido científico que te permitirá conocer más sobre la detección temprana de cáncer de hígado y la importancia del desarrollo de programas de tamizaje.

Boletines oficiales
e información legal

A continuación podrás consultar y descargar los documentos haciendo clic en el ícono de PDF.

Informe Globocan 2020

Informe Globocan Colombia 2020

Material para descargar

Pronto estaremos publicando material informativo que podrás descargar y compartir.

Contacto

Si deseas obtener material informativo o tienes alguna inquietud acerca del cáncer de hígado, comunícate con nosotros.

Logo-ACR.png
LogoRPLV.png

Cra. 43 No. 33-57 Bloque 5, Of. 220, 

Medellín, Antioquia, Colombia

+57 (4) 2626978 | +57 3152197018

radiologiaparalavida@acronline.org