Tomografía axial computarizada (TAC o TC)

¿En qué consiste?

Es un procedimiento diagnóstico que utiliza un equipo especial de rayos X para crear imágenes radiográficas en secciones de la zona estudiada y/o imágenes tridimensionales de los órganos y la estructura corporal.

Durante el estudio, que dura aproximadamente 15 minutos, el paciente permanece inmóvil sobre una camilla. Esta se desplaza a través de un aro que la rodea y realiza progresivamente la adquisición de las imágenes. 

Permite analizar las estructuras internas de las distintas partes del organismo. Esto facilita el diagnóstico de fracturas, hemorragias, tumores, malformaciones, infecciones, entre otros.

Los riesgos están relacionados con la exposición a rayos X, la cual es mayor que en estudios de radiología convencionales por el tiempo que toma. En el caso de mujeres embarazadas sólo debe realizarse bajo estricta orden médica.

Algunos estudios especiales requieren la administración de una sustancia denominada medio de contraste, la cual ayuda a mejorar la visibilidad de órganos específicos; esta es aplicada por la vena y en algunas ocasiones es necesario ingerirla. Para su administración se requiere un ayuno previo máximo de seis horas y exámenes que evalúen la función del riñón.